La Zona Franca está ubicada en el PIP de Luján de Cuyo sobre la Ruta Provincial Nº 84, a 25 km. de la Ciudad de Mendoza y a 42 del Aeropuerto Internacional.

Se beneficia con la cercanía de las Rutas Nacionales Nº 7 que vincula al Atlántico con el Pacífico y la Nº40 que vincula la red interprovincial norte-sur. Además cuenta con vinculación directa a los principales puertos del Pacífico y se encuentra a sólo 450 km. de Valparaíso y San Antonio, 350 de Santiago y a 380 del Puerto Ventana, todo en el vecino país de Chile.

Almacenamiento

En la Zona Franca se puede almacenar por tiempo ilimitado, insumos y productos importados destinados a industrias nacionales principalmente de la región centro-oeste. Esto permite tener la mercadería en un punto estratégico de distribución para Argentina, Chile y el Mercosur además de poder hacer retiros parciales ilimitados.

Estas mercaderías ingresan actualmente por la vía del Pacifico (puertos de San Antonio y Valparaíso) y el mejoramiento de la infraestructura vial, actualmente en marcha con el trazado del Corredor Bioceánico Aconcagua, permitirá el aumento del tráfico por la vía del Pacífico.

Comerciales

Los productos e insumos para venta y distribución en el territorio aduanero general o a terceros países están libres de todo pago de tasas vigentes. Estas mercaderías pueden ser objeto de diversas operaciones tales como packaging, división de lotes y bultos, fraccionamiento, envasamiento, control de calidad, etc.

Los usuarios de Zona Franca podrán vender sus productos de importación a todo el territorio nacional y abonar los derechos de importación recién al momento del despacho a plaza de cada una de las ventas. La legislación vigente permite que la venta se realice dentro de la zona y el propio interesado tramite su nacionalización.

La Zona Franca es una verdadera vidriera para exponer y promover productos de importación con show rooms, salones para presentaciones comerciales y demostraciones sin pago de aranceles ni trámites de importación temporaria.